Cuba instável

Sob o manto diáfano das grandes manifestações organizadas pelo partido-único, e das eleições encenadas pelo mesmo, são manifestos os sinais de fragilidade do regime cubano e dos seus líderes.

Hoje a notícia é...


«El Presidente de Cuba, Raúl Castro, destituyó hoy a uno de los vicepresidentes de su Gobierno encargado además de la cartera de Transporte, Jorge Luis Sierra Cruz, y al ministro del Azúcar, Luis Manuel Avila González, según una nota oficial difundida por la televisión estatal.

En el caso de Sierra Cruz (na foto, de gravata) su relevo se debe a "errores cometidos en el desempeño de sus funciones", mientras que la sustitución de Avila González (na foto, de camisa azul) se produce porque "solicitó su liberación al reconocer las deficiencias de su trabajo que le fueron señaladas".


"A los compañeros Jorge Luis Sierra Cruz y Luis Manuel Avila González les serán asignadas otras tareas", según la nota del Consejo de Estado leída en el noticiero de la televisión oficial»(...)

Los relevos de hoy se suman a una larga lista de cambios que el general Castro ha realizado en su gabinete desde que asumió la Presidencia como titular en febrero de 2008 (ya era jefe de Estado interino desde julio de 2006, cuando enfermó su antecesor y hermano mayor, Fidel).

En marzo de 2009 anunció la reestructuración de Gobierno más profunda de los últimos 15 años, con la salida definitiva del Ejecutivo de cuatro vicepresidentes y ocho ministros».


Para compreender a "larga lista de cambios" referida na notícia, vale a pena juntar o seguinte excerto de um texto de Marzo Fernández, Golpe y ContraGolpe, publicado em La Nueva Cuba em 22 de Abril.

Si analizamos detalladamente, todas las medidas tomadas por Raúl en el orden administrativo, todas pero todas son antifidelistas. No quiero hacer el recuento muy extenso, y trataré de sintetizar al máximo. No voy ajustarme estrictamente al orden cronológico, sino por su importancia.

1.- Sustitución de Valenciaga, Secretario personal de Fidel Castro, en su lugar se nombra al Coronel Alfonso Borges, del entorno de Raúl.
2.- Sustitución de José Miyar, Asesor y amigo personal de Fidel, como secretario del Consejo de Estado.
3.- Desaparecer a todos los “talibanes” empezando por Hassan, la tropa de choque de Fidel.
4.- Destituir de todos los cargos a José Luis Rodríguez Ministro de Economía, Vice del Consejo de Ministros, persona de confianza y protegido personal de Fidel. En su lugar lo sustituye el advenedizo Marino Murillo, que goza de gran simpatía por parte de Raúl.
5.- Desaparecer del mapa político a Otto Rivero, "talibán jefe", y Vicepresidente del Consejo de Ministros y designado por Fidel para atender las llamadas obras de choque.
6.- Destituir a los ministros Raúl de la Nuez, [comercio exterior] y Alfredo López [Pesca] promovidos a instancias de Tania Fraga, sobrina y miembro del equipo de coordinación y apoyo de Fidel. Nombrar a Rodrigo Malmierca, coronel de la inteligencia.
7.- Sustituir a Alejandro Roca, históricamente protegido por Pepín Naranjo -secretario personal de Fidel- recordar que Pepín murió de un infarto cardíaco en casa de Max Marambio - para nombrar a María del Carmen Concepción González, protegida de Machado Ventura.
8.- Sustituir a Fernando Acosta [asociado a Lage] en el Ministerio de Sidero Mecánica por el General Salvador Pardo Cruz.
9.- Nombrar Ministro de Comercio Interior a Jacinto Angulo Pardo, propuesto por Machado Ventura. Al igual que a Margarita Marlene González, en lugar de Alfredo Morales Cartaya, amigo personal de Fidel.
10.- La destitución de Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, criados y amamantados por el propio Fidel, los llamados a ser los sucesores, por un video que sólo han visto los privilegiados.
11.- En su lugar, José Amado Ricardo Guerra, General y Asistente personal de Raúl y Bruno Parrilla que se dice está emparentado con el ex Vicepresidente -ya fallecido- Carlos Rafael Rodríguez.
12.- Sustitución de 39 embajadores, de un plumazo, hecho sin precedente en el sistema de Relaciones Exteriores, se le retiró la confianza a más de 300 funcionarios del Servicio Exterior.
13.- Sustitución de más de 200 funcionarios de la administración central del estado, viceministros y directores, sin explicación. Lo mismo se ha estado aplicando en los aparatos provinciales del Partido y del Poder Popular.
Se dice que se está limpiando la casa, la pregunta es, ¿quien nombró a todos estos dirigentes?

En el orden militar, cambios totales, el General de División Julio Casas Regueiro, el amiguísimo de Raúl, se ocupó de limpiar las Fuerzas Armadas, comenzado por el General de División Enrique Acevedo, casualmente hermano del General Rogelio Acevedo -los pobres no pelearon en el segundo frente- que se encontraba al mando de las Reservas del Alto Mando (RAM), que sólo podían ser puestas en disposición combativa por orden de Fidel.

Sustituidos los 3 jefes de Ejército, el más significativo el General de División Ramón Espinosa, general nombrado personalmente por Fidel y que no era del entorno de Raúl. (...)

Además en el entorno familiar Raúl, también ha tomado medidas: su hijo el coronel Raúl Castro, es el coordinador entre los servicios de inteligencias del Minfar y el Minit, en español es el jefe. Su nieto, además de ser el jefe de su escolta, está asumiendo funciones en la dirección de Seguridad Personal; su hija Mariela aspira a ser la primera dama.

Su yerno, Luis Alberto Rodríguez López Callejas, dirige un gobierno invisible, es el verdadero poder detrás del trono. Prácticamente controla las principales fuentes de ingresos del país, ha ido asumiendo todas las actividades que generan divisas. Se le vincula directamente con la renuncia de Francisco Soberón -protegido personal de Fidel y con mucha ascendencia sobre el mismo, era de su confianza total- al Banco Central, por discrepancias sobre el control de las finanzas externas.

Para Raúl el problema más importante, es el eslabón suelto, Ramiro Valdés, aunque lo tiene bajo un control total y entretenido con la Refinería de Cienfuegos, y la atención personal a las relaciones con Venezuela, que ayude a resolver “los problemas eléctricos” de ese país, lo que parece un chiste.

Ramiro (aqui ao lado), aunque no goza de simpatía popular, tiene ascendencia en los círculos militares, además siempre ha manejando información muy sensible de todos los personajes de la “nomenclatura” cubana. Es respetado y temido. Raúl lo sabe, y ambos se respetan. En este contexto, lo que más preocupa a Raúl, que dada la grave crisis que azota el país, tanto en lo político como en lo económico; las fuerzas fidelistas expulsadas del poder se reagrupen como una opción “para salvar el país” y contraataquen.
(Fim de citação)

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Enviar um comentário

Links to this post:

Criar uma hiperligação

<< Home