07/06/2008

Colombia e as FARC


«... desfilaron imágenes de Karina, la guerrillera entregándose en Sonsón, y del sargento Paz Morales tomando rehenes (reféns) en Bogotá».

«Como expresiones del conflicto interno colombiano, un hilo común sostiene a ambos personajes. A la guerrillera se le presionó a rendirse, con la amenaza que si no se entregaba, el DAS atentaba contra su hija, a quien la inteligencia del Estado (DAS) mantiene bajo vigilancia. (segue)

Por su parte el sargento Paz Morales se vio obligado a tomar unos rehenes (reféns), para dar a conocer, entre otras cosas, una denuncia contra el Estado, quien después de usarlo para atentar contra dirigentes de la oposición, lo deshecha (deserda) y lo condena a una vejez (viuvez)desamparada.

«Tanto la tortura aplicada a la guerrillera, como los atentados perpetrados contra los opositores del régimen son apenas dos muestras de los miles de actos terroristas, que a diario y desde hace décadas comete el Estado colombiano.»

... En la década de los 80, cuando atentaron contra el gobernador Navarro, los asesinatos contra los opositores al régimen (colombiano) llegaron a ser 8 mil anuales. El genocidio político más conocido ha sido el del partido de izquierda Unión Patriótica, que ya lleva más de 5 mil víctimas investigadas, pero el resto de genocidios aun siguen en el olvido.
«En la década pasada, la maquinaria de guerra oligárquica se ensañó contra los familiares de los dirigentes revolucionarios. Fueron amenazados, secuestrados, asesinados y desaparecidos varios familiares de los dirigentes de las FARC, Alfonso Cano, Iván Márquez y Pablo Catatumbo entre otros. A Salvatore Mancuso le encargaron la sucia tarea de perseguir a los familiares del primer comandante del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista. En 'obediencia debida', el capo paramilitar asesinó a cinco integrantes de ésta familia. Igual persecución perpetraron contra decenas de familiares de muchos líderes revolucionarios, en un exterminio que aún está por documentarse y juzgarse. El documento del Sargento Paz narra su incumplimiento a la orden de asesinar a la señora madre de Jaime Bateman, el comandante del M-19, como venganza y provocación.

La guerra fría de los EEUU sigue activa en Colombia. Todo disidente es calificado de enemigo interno y atacado por ello. Esta es la doctrina de Seguridad Nacional con la que se alimenta el terrorismo de Estado, desarrollado por el régimen colombiano.

Fonte: Insurrección y Rebelión.org (29 de Mayo de 2008)
Fonte:
http://www.redresistencia.org/

PARA ALIVIAR DESTES ASPECTOS TRISTES DA QUESTÃO, RECOMENDO O SEGUINTE TEXTO E VÍDEO ACERCA DAS FARC:
¿Las Farc en Madrid? El gobierno colombiano, enfermo de cretinismo topográfico

1 comentário:

fotógrafa disse...

O valor das coisas, não está no tempo que elas duram, mas na intensidade com que acontecem…
Bom fds prolongado, abraço